PRE-RETIRO OnLine
04 – El Poder del Perdón

Objetivo: Reconocer que otras personas han causado heridas en su corazón y que el perdón de Dios por medio de Jesucristo es la única posible solución para sanar y restaurar ese corazón que se endureció con la amargura y el odio.

Uno de los pecados más comunes y que menos se presentan como “pecado” para muchos es la falta de perdón.

Para que su Retiro espiritual sea todo un éxito, usted debe reconocerlo y renunciar a él. De esa manera Dios podrá mostrarle su misericordia y su prosperidad.

 

  • Perdonar no es un acto de una sola vez, sino un estilo de vida, cuyo propósito es el revelarnos a nuestra vida el carácter de Jesús. Hay recompensas por perdonar y también hay pérdidas por no hacerlo.

 

Mateo 5:44-48

Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen.  Así ustedes serán hijos de su Padre que está en el cielo; pues él hace que su sol salga sobre malos y buenos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Porque si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué premio recibirán? Hasta los que cobran impuestos para Roma se portan así.

 

  • No importa contra quien sea nuestro rencor. Si nos aferramos a él, nos llevará al resentimiento que envenenará cada aspecto de nuestras vidas. El no perdonar trae hambruna espiritual, debilidad y una pérdida de fe, afligiendo no solamente a nosotros sino también a todos en nuestro circulo.

 

Hebreos 12:15

Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

 

¿Por qué perdonar?

 

Simplemente porque es un mandamiento de nuestro Dios para nuestro bien (Mateo 5:38-48, Mateo 5:21-26, Mateo 6:9-15, Lucas 17:1-5, Hebreos 8:11-12)

Recuerde: El perdón no es un sentimiento, sino una actitud de la voluntad. Debemos perdonar para estar en buena relación con Dios más que mejorar la relación con los hombres que nos han ofendido.

 

¿Qué pasa cuando una persona no quiere perdonar?

 

1.- Esta ciega espiritual y físicamente y no sabe a dónde va en la vida.

 

1 Juan 2:9-11

El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas.  El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han segado los ojos.

 

2.- Los que no perdonan están atormentados por los verdugos (demonios)

 

Mateo 18:32-34

Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.

Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

 

3.- Los que no perdonan se enferman 

Lea en casa la historia del paralitico perdonado [Mateo 9:1-5 ]

 

4.- Los que planean venganzas nunca dejarán su odio (al contrario, la violencia se multiplicará)

 

Romanos 12:19-20

No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.

 

5.- Los que no perdonan no serán perdonados por Dios.

 

Marcos 11:25-26

Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.  Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.

 

6.- Los que no perdonan pierden muchas recompensas (sanidad, prosperidad, descanso, paz, etc.)

 

Mateo 5:45

para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.

5:46 Porque si amáis a los que os aman, ¿QUÉ RECOMPENSA TENDRÉIS? ¿No hacen también lo mismo los publicanos?

 

Salmos 32:3

Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día.

32:4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; se volvió mi verdor en sequedades de verano.

32:5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

32:6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él.

 

10 Razones de porqué a muchos les es difícil perdonar

  1. Porque no se nos enseña a perdonar desde niños.

  2. Porque pensamos que debemos sentir un vivo y sincero deseo para perdonar (si piensa así, nunca llegará ese sentimiento.)

  3. Porque pensamos que al perdonar ya no debemos recordar lo que nos hicieron (es decir, se piensa que se debe olvidar todo).

  4. Porque pensamos que si el ofensor no paga lo que nos hizo no es digno de ser perdonado (en realidad eso se llama venganza).

  5. Porque pensamos que si el ofensor no reconoce sus faltas entonces no es digno de ser perdonado (hay gente que nunca reconocerá lo malo que hicieron.)

  6. Porque a veces pensamos que Dios es el causante de todas las cosas malas que nos pasan y que es injusto (Decimos: “¿Si él nos ama por que permitió que pasará…”)

  7. Porque el corazón de la persona que odia ya está endurecido por el pecado.

  8. Porque la gente no sabe que cuando se resiste a perdonar es porque hay un demonio que le impide hacerlo (¡hay que echarlo fuera!).

  9. Porque no sabemos la gravedad del pecado de juicio: -el que juzga vendrá a ser juzgado de la misma manera.

  10. Porque creemos que aunque odiemos y estemos resentidos con alguien, aun el Señor Jesús nos dejará ir al cielo. (¡Que engaño tan grande!)

 

Conclusión

  • Pida a Dios que le haga recordar a personas a quienes necesita perdonar y repita la siguiente oración en voz alta:

 

“Amado Padre celestial, te doy gracias por las riquezas de tu misericordia, bondad y paciencia conmigo, sabiendo que tu bondad me guía al arrepentimiento. Confieso que no he mostrado la misma bondad y paciencia hacia quienes me han herido. Al contrario, he guardado ira, amargura y resentimiento hacia ellos. Te ruego que traigas a mi memoria todas las personas que necesito perdonar y así hacerlo. En el nombre de Jesús, amén.”

 

1.- Escribe el nombre de las personas que te hayan lastimado y la situación en la que lo hayan hecho:

Nombre de la persona               Lo que me hizo

____________________     ______________________

____________________     ______________________

____________________    ……

2.- Anota el nombre de las personas que tú has lastimado y la situación en la que lo hiciste:

Persona que lastimé                                Cómo lo(a) lastimé.

_______________________          ______________________

_______________________          ______________________

_______________________       ………..

  • Finalmente. Por cada recuerdo doloroso que tiene de cada persona de su lista, ore en voz alta: “Señor, he decidido perdonar a (nombra la persona) por (lo que hicieron o dejaron de hacer) porque me hace sentir (nombra los sentimientos dolorosos).”

 

  • Recuerde que Jesús perdona todos nuestros pecados cuando se los confesamos. Pero, ¿Cómo puede suceder que una criatura de Él no perdone a su prójimo cuando le ofenden? Lo más seguro es que esta criatura de Dios no ha experimentado el perdón de sus pecados. ¿Qué espera para confesar sus pecados y recibir el perdón de Dios?

Vea con atención el siguiente video y conozca aún más EL PODER DE PERDONAR >

©2020 by Rey De Reyes Para Las Naciones - King of Kings for the Nations.