PRE-RETIRO OnLine
03 – Y tú, ¿Cómo Estás?

Objetivo: Que los asistentes sean confrontados con su realidad y reflexionen sobre sus sueños. Que reconozcan la condición en que se encuentra su vida.

En la actualidad, todo parece mejorar de manera rápida y eficaz, vemos los avances de la ciencia, la computación, los medios de comunicación, etc., sin embargo, esto no parece estar sucediendo con el hombre.

Cada vez hay más divorcios, más asesinatos, más familias desintegradas, más niños maltratados, más rebeldía en la juventud, más homosexualismo, etc. ¿Cuál es la razón de los problemas del ser humano? El pecado. 

El Pecado es desobedecer la ley o mandamientos de Dios, consiente o inconscientemente. El pecado es la causa de tanta destrucción en el hombre.

 

Pero Dios nos ofrece el rescate de la esclavitud del pecado por medio de Jesucristo. Dios anhela reconciliarse con el hombre y nos ofrece el único camino para ser salvos: Jesús.

 

Isaías 54:7-8
Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias. Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo el Señor tu Redentor.

Por medio del sacrificio de Jesús en la cruz, Dios perdona el pecado del hombre y le da por gracia la salvación y con ella la vida eterna. Y finalmente, Jesús es quien suple toda la necesidad del hombre y quien  puede darle esa vida en abundancia con la que tanto ha soñado.

 

Juan 10:9-10
Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Aunque parece tan sencillo saber que el pecado es la causa de la caída del ser humano, lo difícil es reconocerlo y más aún, buscar a Dios para encontrar Redención. 
¿Cuál es la razón? ¡El orgullo humano!

El orgullo es la raíz de todos los pecados:

• Una persona que camina con orgullo puede caer en cualquier pecado. Una persona es orgullosa cuando depende de sus habilidades, de lo que sabe y de lo que ha aprendido. Por esta razón, vive independientemente de Dios y de los demás.

 

• Cada vez que una persona se enorgullece, le recuerda a Dios la rebelión de Satanás en el cielo que lo hizo caer a la tierra. Hoy día, hay un sin número de personas que han caído en pecado y no se han vuelto a levantar por causa del orgullo que guardan en su corazón. 

 

• Algunos espíritus relacionados con el orgullo son la Soberbia y la Arrogancia (esto último es creer que somos expertos en todo y nada necesitamos aprender o corregir)

 

Proverbios 6:16-17
Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa,  las manos derramadoras de sangre inocente,  

 

Números: 15:30-31
Más la persona que hiciere algo con soberbia, así el natural como el extranjero, ultraja a Jehová; esa persona será cortada de en medio de su pueblo.  Por cuanto tuvo en poco la palabra de Jehová, y menospreció su mandamiento, enteramente será cortada esa persona; su iniquidad caerá sobre ella. 

 

Proverbios 16:5
Abominable [aborrecible] es para Dios todo altivo de corazón; ciertamente no quedará impune. 

 

• Todo orgulloso tiene además las siguientes rasgos: Es autosuficiente, perfeccionista, egoísta, le gusta la Competencia, es rencoroso/a, le gusta hacer su propia voluntad, es ambicioso/a. 

• Si una persona orgullosa no se arrepiente del orgullo, pasará por situaciones difíciles en su vida porque no  reconocerá que la causa de sus pecados es vivir una vida independiente de Dios y sus mandamientos.

 

Santiago 4:6
Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

 

1 Pedro 5:5
Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

• El orgullo impide ver nuestra condición o vernos tal y como somos. Es se debe a que el espíritu de orgullo siempre va acompañado otro espíritu: el engaño

Abdías 1:3
La soberbia de tu corazón te ha engañado, a ti, que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada, que dices en tu corazón: "¿Quién me derribará a tierra?"

Conclusión

• Renuncie al orgullo y reconozca que en muchos casos, el pecado ha sido la causa de la destrucción en su vida o de ver frustrado el éxito sobre usted y su familia.

• Reconozca que solo Jesús es el Redentor. 
Un redentor es una persona que redime. Se entiende por redimir (del latín redímere, del prefijo re-, de nuevo, y émere, comprar). Redimir significa: “Volver a comprar.”

o Es liberar a alguien del dolor o de una mala situación.
o Es volver a adquirir algo que se había perdido.
o Es conseguir mediante pago la libertad del esclavo o el cautivo.
o Es comprar de nuevo una cosa que se había vendido o empeñado.

• Vaya al Retiro Espiritual consiente de lo que ha sido su vida hasta el día de hoy. Sea sincero, no se engañe así mismo y reflexione sobre sus sueños no cumplidos.

• Haga una lista de sus pecados más evidentes o escandalosos y pida a Dios en oración que Él le revele sus pecados ocultos. Antes ore para que el Señor lo limpie de todo orgullo y engaño en su corazón.

• De acuerdo a la Lista de pecados más comunes en el ser humano (1 Corintios 6:9-11; Gálatas 5:19-21; Apocalipsis 21:7-8; 22:14-15), indique cuales son los que usted práctica. Arrepiéntase de ellos y prepárese para abandonar ese estilo de vida. 

 

Lista de pecados mas comunes (resumen)
Fornicación, adulterio, pornografía, masturbación, homosexualismo, lesbianismo, alcoholismo, drogadicción, avaricia, codicia, estafador, ladrón, maldiciente, blasfemo, grosero, mentiroso, criticón, murmurador, quejoso, halla faltas, tiene enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, cobardía, incredulidad, envidia, brujería, hechicería, idolatra, homicida, suciedad.

¡Haga su propia lista y empiece a orar para que Jesús perdone sus pecados y le traiga Restauración y Libertad a su espíritu, alma y cuerpo en este Retiro.

Y recuerde que si los oculta no prosperará...

Proverbios 28:13-14El que encubre sus pecados no prosperará; más el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. 28:14 Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; más el que endurece su corazón caerá en el mal.

©2020 by Rey De Reyes Para Las Naciones - King of Kings for the Nations.